Dos “chatas” muy madrileñas.

Isabel de Borbón y Borbón, la infanta que nunca quiso ser reina, mas conocida como “La Chata”, ha sido la más carismática y querida de las infantas de la historia de nuestro país, un gran pedazo del corazón de España y el corazón entero de Madrid.

dc2aa-isabel-de-borbc3b3n-la-chata1

La primera de nuestras protagonistas de hoy, nació en Madrid el 20 de diciembre de 1851, siendo bautizada como María Isabel Francisca de Asís Cristina Francisca de Paula Dominga de Borbón y Borbón, siendo la hija primogénita de la reina Isabel II y D. Francisco de Asís de Borbón, aunque su verdadero padre bien pudo haber sido José Ruiz de Arana y Saavedra, duque de Baena, amante de la reina entre los años 1850 y 1856, lo que propició que a la infanta fuera conocida durante sus primeros años como “La Araneja”.

isabel-ii-y-la-chata-franz-xavier-winterhalter18521

Princesa de Asturias desde su nacimiento hasta que nació su hermano, el príncipe Alfonso el 28 de noviembre de 1857, dado que su madre aprobó un Real Decreto, por el que el sucesor a la corona de España recibiría este título, ya fuera hombre o mujer. Nieta, hija, hermana y tía de reyes, princesa de Asturias y heredera al trono, sin embargo, “la Chata” nunca ambicionó la corona para ella. Obligada por intereses de Estado, se casó en 1868 con su primo Cayetano de Borbón-Dos Sicilias, que ante la epilepsia que padecía, se suicidaría poco después, tan solo tres años después de la boda. Tras el derrocamiento de Isabel II en 1868, se instalo con su madre en el Palacio de Castilla, en París, dedicándose principalmente a viajar por Europa.

entrada-de-alfonso-xii-en-madrid

En enero de 1875,  Alfonso XII entró en Madrid como nuevo rey de España. Tenía 17 años. Inmediatamente, la infanta Isabel regresó a Madrid, de nuevo como princesa de Asturias, ya que Alfonso XII aun no había tenido descendencia, siendo desde ese momento un gran apoyo para el joven monarca, al que acompañaba en multitud de actos oficiales. Dedicada a lo largo de su vida a numerosas actividades benéficas, la infanta fue la primera presidenta de la Junta de Señoras de beneficencia, fundada en 1875, una institución que debía coordinar todas las actividades de carácter benéfico del reino. Alfonso XII falleció en el Palacio del Pardo el 25 de noviembre de 1885, victima de la tuberculosis, cuando tenía tan solo 27 años. Su esposa, Dª Mª Cristina de Habsburgo-Lorena estaba embarazada por lo que no se proclamó a su hija mayor la infanta Mª de las Mercedes princesa de Asturias, a la espera de ver si nacía un hijo varón.

maria-cristina-de-habsburgo

Finalmente, el 17 de mayo de 1886 nació Alfonso XIII, que sería rey desde su nacimiento. “La Chata” a partir de este momento fue un gran apoyo moral para la Regencia de María Cristina, participando de forma muy activa en la educación de su sobrino el rey. Durante estos años “la Chata” siempre supo y quiso mantenerse en un discreto segundo plano, aunque siempre dispuesta ejercer sus obligaciones como infanta de España.

la-chata-y-la-marquesa-de-najera-saliendo-de-los-toros-josc3a9-marc3ada-lopez-mezquita-19141

Seguía practicando deportes, en especial la equitación, asistiendo a las corridas de toros, y mezclándose con el pueblo en las procesiones y las fiestas populares a las que era muy aficionada, lo que hizo de ella el personaje más popular de la familia real, aportando el punto perfecto de equilibrio, con su carácter cálido y cercano, frente a la imagen fría y distante de la Reina Regente, Dª María Cristina de Habsburgo-Lorena, a la que los madrileños apodaron “Doña Virtudes” debido a su gran dignidad, discreción y respeto escrupuloso por su papel constitucional.

“La Chata” pasó los últimos años de su vida dedicada en cuerpo y alma a servir a España y la Corona, viajando por España, Europa y América en representación de su sobrino, realizando en 1910 un viaje oficial a Argentina, con motivo del primer centenario de Guerra de la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata contra España, un viaje que aun esta vivo en la memoria de ese país.

alfonso-xiii-en-parc3ads-pocos-dc3adas-despues-de-la-proclamacic3b3n-de-la-ii-repc3bablica

Tras la mayoría de edad de Alfonso XIII, “La Chata” decidió que había llegado el momento de poner una distancia con la vida de Palacio, trasladándose a un edificio que había adquirido en 1900 en el cercano barrio de Argüelles, donde vivió hasta su salida de España camino del exilio en Paris, tras la renuncia al trono de Alfonso XIII y la proclamación de la II Republica el 14 de abril de 1931 tras las elecciones municipales que habían tenido lugar el 12 de abril. Una decisión que tomó, pese a que fue el único miembro de la familia Real al que la II República estaba dispuesta a permitir que permaneciera en España, sin duda debido tanto a su avanzada edad como a su delicado estado de salud.

infanta-isabel-d-borbc3b3n-la-chata_color

La infanta Dª María Isabel Francisca de Asís Cristina Francisca de Paula Dominga de Borbón y Borbón, mas conocida como “La Chata”, falleció en París a los 79 años, tan solo  cinco días después de abandonar su querido Madrid. Sus restos mortales no regresarían a España hasta 1991, cuando el 24 de mayo fueron depositados en la Real Colegiata de la Santísima Trinidad del Palacio Real de La Granja junto a los de Felipe V y su esposa Isabel de Farnesio. 

Coso de Vistalegre (1908)

Para conocer a nuestra segunda “Chata”, será necesario que nos desplacemos hasta el populoso barrio de Carabanchel Bajo, donde estuvo nuestra segunda protagonista de la entrada de hoy hasta 1975, año en el que cerro sus puertas durante mas de 14 años, para ser finalmente demolida en 1995. Os hablo, como sin duda ya habréis adivinado, de la Plaza de Toros de Vista Alegre.

plaza-de-toros-de-vista-alegre

Carabanchel Bajo tuvo su primera plaza de toros, si es que se le podía llamar así, en la calle de la Magdalena, situada a las afueras del barrio. Una plaza que ya aparece citada en el Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, publicado por el político Pascual Madoz en 1846. También se hace alusión a ella en la zarzuela La verbena de la Paloma, de Tomás Bretón y Ricardo de la Vega, estrenada en el Teatro de Apolo de Madrid el 17 de febrero de 1894.

la-plaza-de-toros-de-carabanchel-a-principios-del-siglo-xx

Este primer recinto se construyó a base de palos, talanqueras, maromas y clavazón, comenzando a utilizarse para celebrar festejos taurinos hacia 1890. Conocida como la plaza de palos de Carabanchel Bajo presentaba planta cuadrilonga, sin instalaciones de obra, contando únicamente con corrales y chiqueros. Los festejos, que tenían lugar todos los domingos, congregaban a cerca cuatro mil madrileños que, unos a pie y otros en tranvías tirados por mulas acudían atraídos por unos carteles de calidad, pese a la evidente modestia de las instalaciones. Desmontada en 1906, para ser sustituida en unos terrenos cercanos, a escasa distancia de la finca de recreo propiedad del marqués de Salamanca, conocida como de Vista Alegre, lo que daría el nombre a la nueva plaza de toros inaugurada en 1908. Su promotor y propietario sería D. Francisco Romero, que había sido presidente de la Diputación Provincial de Madrid.

 

inauguracic3b3n-de-la-plaza-de-toros-de-vista-alegre

La construcción del nuevo coso comenzó el 6 de agosto de 1906, siendo inaugurada el 15 de julio de 1908, coincidiendo con los actos conmemorativos del centenario de la Guerra de la Independencia, con la actuación a beneficio de la Asociación de la Prensa de Madrid de los diestros Ricardo Torres Reina “Bombita Chico”, Rafael González “Machaquito” y el mexicano Rodolfo Gaona, que lidiaron toros de la ganadería del Marqués de los Castellones y uno de Olea. El aforo inicial fue de 8000 plazas que aumentaron a 9000 con las obras de ampliación realizadas en 1926.

plazatoroscarabanchel1908

Durante la Guerra Civil, el coso de Vista Alegre resulto destruido casi por completo, permaneciendo así  hasta que, en 1944, la Dirección General de Regiones Devastadas la reconstruyó, una reconstrucción realizada a medias, ya que la nueva plaza perdió las torres y la grada cubierta, lo que le  valió el sobrenombre de la “Chata”. Inaugurada el 18 de julio de 1947, tan solo seis meses después pasó a ser propiedad del diestro Luis Miguel Dominguín.

palacio-de-vistalegre

En la actualidad, sobre los terrenos que durante casi 30 años ocupo “La Chata” se encuentra el Palacio Vistalegre, un espacio multiusos, concebido inicialmente como plaza de toros.

Hasta aquí esta breve aproximación a las dos “chatas” mas famosas de Madrid, una infanta de España y una plaza de toros. Una  entrada que espero os haya permitido descubrir un poco más acerca de nuestra ciudad y sus protagonistas mas queridos.

Anuncios

Acerca de Titinet

No voy a cansaros nada mas empezar. Doy por hecho que vuestro interés no radica en mi persona, sino en lo que a partir de ahora podáis leer en este blog que nace hoy. Así que de mis 55 años de vida, os diré simplemente que soy madrileño de nacimiento y de corazón, que estudie Geografía e Historia y que aparte de la debilidad que siento por la ciudad donde nací, mi gran pasión ha sido siempre y lo seguirá siendo, viajar. Mi padre solía decir que "viajar debería de ser una asignatura obligatoria en todos los planes de estudios" y yo, desde muy pequeño comprendí cuanta razón tenia. Viajar te enriquece, te ayuda a ser mas tolerante con otras culturas, con otras religiones y te ayuda a tener una mente mas abierta y receptiva. Viajar te aporta algo que los libros y las horas de estudio, por mucho que te den, jamas podrá ser igual de enriquecedor. A lo largo de mis muy vividos 55 años, he viajado siempre que he podido, y no ha sido poco. He recorrido prácticamente toda Europa y también he tenido ocasión de viajar a Asia, África y América. Pero por mucho que haya viajado, y tengo intención de seguir haciéndolo, mi ciudad siempre sera Madrid y mi sitio siempre estará aquí. En esta ciudad que me vio nacer y que día tras día me ha ido desvelando sus secretos, contándome sus historias, sus momentos de gloria, sus éxitos, pero también sus miserias, sus dramas y sus fracasos. Una ciudad con un pasado y una historia mucho mas extensa e interesante de lo que muchos conocen. Una ciudad abierta a todos, acogedora y cosmopolita. Una ciudad con una riqueza cultural y humana capaces de sorprendernos en muchas ocasiones. Todo esto es para mi Madrid, y este blog pretende contároslo y haceros participes de la historia y las posibilidades que ofrece esta maravillosa ciudad. Espero que lo disfrutéis. Adelante. Poneos cómodos y sed bienvenidos.
Esta entrada fue publicada en Arquitectura, Curiosidades y anécdotas, Historia, Monarquia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s