El caimán de San Ginés

Hasta hace relativamente pocos años, los feligreses y los curiosos que entraban en la iglesia San Ginés, en la muy céntrica calle del Arenal, podían ver en la capilla de la Virgen de los Remedios, un caimán disecado a los pies de la imagen. Su asombro era comprensible y las preguntas que se hacían, inevitables: ¿Que diantres hacia un caimán en una de las iglesias mas antiguas de Madrid ? ¿Cual era su significado? ¿Como y desde donde había llegado hasta San Ginés?

dscn5760

Según relatan las crónicas de la época, poco después del descubrimiento de América, concretamente en 1499, cuando Alonso de Montalbán, Aposentador comisionado de los Reyes Católicos regresaba a España, el grupo expedicionario que mandaba fue atacado por un grupo de animales nunca vistos hasta entonces. Atemorizados ante lo desconocido y tras lograr ponerse a salvo en la isla de Portobelo, se toparon con otro animal similar a los anteriores, pero de aun mayor tamaño, que parecía dispuesto a atacar a Montalban y los suyos en cualquier momento. Sin dudarlo ni un instante, el Aposentador Real se encomendó a la Virgen de los Remedios. Tras lograr escapar sanos y salvos del ataque, a su regreso a Madrid, Alonso de Montalbán decidió construir una capilla dedicada a la Virgen de los Remedios, su providencial salvadora, en la iglesia de San Ginés, colocando a sus pies el animal disecado a modo de exvoto, en recuerdo de aquel milagro que les había salvado la vida.

la-capilla-de-la-virgen-de-los-remadioscon-el-caimc3a1n-disecado-a-sus-pies

Una capilla inaugurada el 30 de julio de 1522, que rápidamente los madrileños empezaron a llamar “la capilla del lagarto”. Estaba situada a mano derecha según se entraba por la calle de Bordadores, resultando destruida en el incendio ocurrido en 1824, tras el cual fue sustituida por la capilla y la imagen de Nuestra Señora del Castillo.

“En tiempos de los Reyes Católicos, doña Isabel y don Fernando, en uno de los viajes que hizo a Indias Alonso de Montalbán, su Aposentador, cuando volvía a España con otros caballeros, llegaron a Portobelo en busca de alimentos, y por tres veces les acometió un feroz caimán o lagarto marino. Perseguidos por él, saltaron a tierra para matarle, y fueron arrimándose a un árbol, junto al cual le alancearon, y alzando los ojos al cielo dicho Montalbán vieron sobre las ramas de dicho árbol a esta devotísima imagen de Nuestra Señora con gran resplandor y admiración suya, bajáronla de él y condujéronla al barco, experimentando su protección durante el viaje” (Archivo Histórico de San Ginés)

Pero ya se sabe, que este tipo de historias, pronto se ven deformadas al transmitirse de unos a otros generación tras generación, de modo que las versiones de los hechos relativos al caimán de San Ginés son varias: una segunda versión de los hechos nos habla de 1522 como fecha de los acontecimientos, asegurando que tras encomendarse a la Virgen, esta hizo caer una rama de un árbol sobre el feroz reptil causando su muerte, e incluso existe una tercera, que a todo lo anterior añade que, al partirse la rama, en su interior apareció una talla de la Virgen de los Remedios, que Alonso de Montalban se trajo consigo en su viaje de regreso a España. Como veis hay para todos los gustos, de modo que cada cual es libre de quedarse con la que mejor le parezca.

El caimán  estuvo a la vista de todos, desde 1522 hasta hace relativamente pocos años, cuando un día, misteriosamente, desapareció de su lugar habitual. Según parece, el párroco, cansado de las visitas a la “capilla del lagarto”, que muy poco o nada tenían que ver con la fe y que sólo iban en busca del animal, decidió retirarlo de las miradas  de los curiosos.

madrid-c3b3pera-palacio-0223

¿Dónde se encuentra actualmente el famoso caimán de San Ginés?

Hay quien asegura que el caimán está bajo el altar, otros que esta en proceso de restauración, los hay que afirman, que está guardado para no distraer a los feligreses ante las continuas visitas de los curiosos  e incluso hay quien cuenta, que fue el mismo párroco, quien harto del animal, acabo por arrojarlo a la basura. Lo que si parece cierto es que el animal expuesto hasta su misteriosa desaparición, no era sino una copia de cartón realizada tras el ya mencionado incendio, que causo graves destrozos en San Ginés, en el cual se quemó junto con el caimán la talla milagrosa de la Virgen de los Remedios.

la-purificacion-del-templo-el-greco

En cualquier caso, lo único cierto es que el caimán de San Ginés esta en paradero desconocido, pero el templo sigue atrayendo día tras día a cientos de fieles y curiosos, que ya no acuden para ver al caimán, sino sus numerosas obras de arte sacro, entre las que se encuentra “La purificación del templo” de El Greco, o el lugar donde Quevedo contrajo matrimonio y fue bautizado Lope de Vega. 

Anuncios

Acerca de Titinet

No voy a cansaros nada mas empezar. Doy por hecho que vuestro interés no radica en mi persona, sino en lo que a partir de ahora podáis leer en este blog que nace hoy. Así que de mis 55 años de vida, os diré simplemente que soy madrileño de nacimiento y de corazón, que estudie Geografía e Historia y que aparte de la debilidad que siento por la ciudad donde nací, mi gran pasión ha sido siempre y lo seguirá siendo, viajar. Mi padre solía decir que "viajar debería de ser una asignatura obligatoria en todos los planes de estudios" y yo, desde muy pequeño comprendí cuanta razón tenia. Viajar te enriquece, te ayuda a ser mas tolerante con otras culturas, con otras religiones y te ayuda a tener una mente mas abierta y receptiva. Viajar te aporta algo que los libros y las horas de estudio, por mucho que te den, jamas podrá ser igual de enriquecedor. A lo largo de mis muy vividos 55 años, he viajado siempre que he podido, y no ha sido poco. He recorrido prácticamente toda Europa y también he tenido ocasión de viajar a Asia, África y América. Pero por mucho que haya viajado, y tengo intención de seguir haciéndolo, mi ciudad siempre sera Madrid y mi sitio siempre estará aquí. En esta ciudad que me vio nacer y que día tras día me ha ido desvelando sus secretos, contándome sus historias, sus momentos de gloria, sus éxitos, pero también sus miserias, sus dramas y sus fracasos. Una ciudad con un pasado y una historia mucho mas extensa e interesante de lo que muchos conocen. Una ciudad abierta a todos, acogedora y cosmopolita. Una ciudad con una riqueza cultural y humana capaces de sorprendernos en muchas ocasiones. Todo esto es para mi Madrid, y este blog pretende contároslo y haceros participes de la historia y las posibilidades que ofrece esta maravillosa ciudad. Espero que lo disfrutéis. Adelante. Poneos cómodos y sed bienvenidos.
Esta entrada fue publicada en Curiosidades y anécdotas, Historia, Madrid de los Austrias, Misterios y leyendas, Pintura y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El caimán de San Ginés

  1. José Blas Molina y Soriano dijo:

    Qué tiempo aquel en que la visita semanal a San Ginés se enriquecía con la escapada del banco familiar para ver al cocodrilo, sentado en el suelo, extasiado, hasta que me hacían levantar porque ya nos marchábamos. Gracias, ya no me acordaba.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s