El Huerto de las Monjas, el jardín mas escondido de Madrid.

Escondido en el interior de la manzana formada por las calles del Sacramento, del Rollo, de la Villa y la plaza de la Cruz Verde, se encuentra el que tal vez sea el parque municipal más pequeño, secreto y escondido de Madrid. 

dscn7947

En el siglo XVII Madrid contó con tres conventos de religiosas Cistercienses Descalzas, más conocidas como Bernardas, los tres situados bastante próximos entre sí. El primero en ser fundado fue el de Nuestra Señora de la Piedad, conocido popularmente como las Vallecas, que se situó desde el año 1553 en la calle de Alcalá esquina a la de Virgen de los Peligros; en segundo Lugar, el de Pinto, bajo la advocación de la Concepción de Nuestra Señora, fundado en 1589 en la Carrera de San Jerónimo, y por último, el del Sacramento, que es el que hoy nos importa, fundado por don Cristóbal Gómez de Sandoval, Duque de Uceda, el 21 de junio de 1615, fecha en la que se trasladaron a él las religiosas del convento de Santa Ana de Valladolid con las que se inició la nueva comunidad.

El encantador jardín objeto de la entrada de hoy, perteneció al Convento del Santísimo Sacramento de Cistercienses Descalzas de San Bernardo, situado en el número 7 de la calle antes mencionada. El convento fue proyectado para un total de cuarenta y una religiosas, aunque en sus comienzos tan solo albergo a seis religiosas, que se beneficiaron de la generosidad del duque de Uceda, quien dotó al monasterio de tres casas de la parroquia de Santa María, más tres mil ducados de renta anual y todo lo necesario para su mantenimiento.

 Entre 1671 y 1744 se construyó la iglesia del Santísimo Sacramento, actual Catedral Castrense, obra de Bartolomé Hurtado, Pedro de Ribera y Francisco Esteban, que estaba unida a través de la tribuna del coro mediante un pasadizo con el propio palacio del duque situado a escasos metros, en la calle Mayor esquina con Bailén.

 Destruido casi por completo durante la Guerra Civil, fue reconstruido en el año 1946 y finalmente demolido en 1976, para construir en los terrenos que quedaron libres un grupo de apartamentos de más que dudosa integración en el entorno urbanístico.

Tras este nuevo desaguisado, el Huerto de las Monjas pasó a ser propiedad municipal, quedando sin acceso desde la calle. Un hecho realmente insólito, que se solucionó cuando en 1983, se llevaron a cabo las obras en el Palacio O’Reilly, para convertirlo en sede de las oficinas de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, momento en el que se recuperó el jardín para el uso y disfrute de todos los madrileños.

 Por lo que respecta al jardín o Huerto de las Monjas, se puede acceder al mismo a través del número 7 de la calle del Sacramento, siempre que nos quiera abrir la cancela algún vecino o este abierta, aunque el acceso más cómodo es a través del número 5 de la calle del Rollo, eso si, durante el horario de apertura de las oficinas municipales. 

 El jardín tiene una superficie de 1.109 metros cuadrados, y entre sus arboles podemos encontrar cerezos japoneses, ciruelos rojos, paulonias y aligustres del Japón, además de macizos de arbustos y hiedra, nada que ver con el uso original, que era servir de huerto para cultivar los vegetales y hortalizas que luego consumían las religiosas. En la actualidad lo único que resta del convento de las Bernardas de la calle del Sacramento es este jardín, recuperado gracias al arquitecto Joaquín Roldán Pascual, que lo transformó en lo que es hoy día. Roldán, rehizo los caminos del jardín con un pavimento similar al original, restauró los muros de aparejo toledano, instaló bancos, una farola procedente de la cercana Puerta del Sol y una fuente de bronce de estilo rococo, con cuatro amorcillos, procedente del desaparecido palacete de los duques de Montellano del paseo de la Castellana, que estaba situado en los terrenos que actualmente ocupa el edificio de la Mutua Madrileña. Fue fundida en Francia en las “Fonderies DÁrt du val Dósne-58 bd. Paris” y antes de ser instalada en el mencionado palacete estuvo en El Castañar, la finca que los duques poseían  en Cuerva (Toledo). 

Para terminar, mencionar que por encima de uno de los muros, en cuya base se encuentra la plaza de la Cruz Verde y la fuente de Diana Cazadora, podemos ver la cúpula de la Iglesia de San Andrés.

el-convento-del-santc3adsimo-sacramento-en-el-plano-de-madrid-de-tomc3a1s-lc3b3pez

En el Huerto de las Monjas encontraremos un pequeño remanso de paz en pleno centro de Madrid, un lugar con un encanto especial que os recomiendo visitar en cualquier época del año.

Anuncios

Acerca de Titinet

No voy a cansaros nada mas empezar. Doy por hecho que vuestro interés no radica en mi persona, sino en lo que a partir de ahora podáis leer en este blog que nace hoy. Así que de mis 55 años de vida, os diré simplemente que soy madrileño de nacimiento y de corazón, que estudie Geografía e Historia y que aparte de la debilidad que siento por la ciudad donde nací, mi gran pasión ha sido siempre y lo seguirá siendo, viajar. Mi padre solía decir que "viajar debería de ser una asignatura obligatoria en todos los planes de estudios" y yo, desde muy pequeño comprendí cuanta razón tenia. Viajar te enriquece, te ayuda a ser mas tolerante con otras culturas, con otras religiones y te ayuda a tener una mente mas abierta y receptiva. Viajar te aporta algo que los libros y las horas de estudio, por mucho que te den, jamas podrá ser igual de enriquecedor. A lo largo de mis muy vividos 55 años, he viajado siempre que he podido, y no ha sido poco. He recorrido prácticamente toda Europa y también he tenido ocasión de viajar a Asia, África y América. Pero por mucho que haya viajado, y tengo intención de seguir haciéndolo, mi ciudad siempre sera Madrid y mi sitio siempre estará aquí. En esta ciudad que me vio nacer y que día tras día me ha ido desvelando sus secretos, contándome sus historias, sus momentos de gloria, sus éxitos, pero también sus miserias, sus dramas y sus fracasos. Una ciudad con un pasado y una historia mucho mas extensa e interesante de lo que muchos conocen. Una ciudad abierta a todos, acogedora y cosmopolita. Una ciudad con una riqueza cultural y humana capaces de sorprendernos en muchas ocasiones. Todo esto es para mi Madrid, y este blog pretende contároslo y haceros participes de la historia y las posibilidades que ofrece esta maravillosa ciudad. Espero que lo disfrutéis. Adelante. Poneos cómodos y sed bienvenidos.
Esta entrada fue publicada en Arquitectura, Calles de Madrid, Conservación del patrimonio, Curiosidades y anécdotas, Escultura, Historia, Madrid de los Austrias, Parques y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s