Tras las huellas de Miguel de Cervantes Saavedra, “Príncipe de los Ingenios”. 1ª parte: Alcalá de Henares.

No cabe ninguna duda, Cervantes esta de moda. El hallazgo y probable identificación de sus restos en el convento de las Trinitarias Descalzas de San Ildefonso, situado en la calle Lope de Vega, en el corazón del barrio de las Letras, ha hecho que  todo el mundo hable de la vida y obra del autor de esa obra maestra de la literatura, publicada por primera vez en Madrid en 1605: El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha. Hoy os propongo iniciar un recorrido por aquellos lugares más estrechamente relacionados con tan ilustre complutense, un paseo dividido en dos etapas, que nos llevará a conocer un poco mejor a ese genio de las letras que fue Miguel de Cervantes Saavedra, Príncipe de los Ingenios.

retrato-de-miguel-de-cervantes

No vamos a comenzar nuestro recorrido en Madrid, como seguramente casi todos estabais esperando. Como es bien sabido, Miguel de  Cervantes Saavedra nació en Alcalá de Henares un ya lejano 29 de septiembre del año de nuestro señor de 1547, reinando en España el emperador Carlos V. Así que, lo mas adecuado será trasladarnos a la ciudad complutense para iniciar nuestro paseo en busca del alcalaíno más ilustre.

Cervantes y Alcalá de Henares

Casa natal de Cervantes

 En la actualidad, su casa natal es un museo inaugurado en 1956. Situada en la calle Mayor, la casa-museo consta de dos plantas alrededor de un patio central, con columnas de piedra en la planta baja y vigas de madera con balaustrada en los corredores superiores, reconstruye en sus estancias como era la vida de la familia antes de abandonar la ciudad para trasladarse a Valladolid. 

En un extremo del patio hay un pozo con brocal de piedra, que se utilizaba para abastecer de agua a la familia. En la planta baja se sitúan las estancias destinadas a la vida social, donde se recibía a los invitados y a los pacientes.

 La planta superior está reservada a la vida privada, una sala dedicada a El Retablo del Maese Pedro y dos salas de exposiciones temporales, donde se exhiben diversas obras del escritor.

 Capilla del Oidor y ruinas de la iglesia de Santa María La Mayor.

La iglesia dónde recibió bautismo Miguel de Cervantes, desapareció casi en su totalidad pasto de las llamas durante la Guerra Civil. Actualmente sólo se conserva la solitaria torre, parte del ábside, la capilla barroca del Cristo de la Luz, del siglo XVII, y la capilla del Oidor, mandada construir a comienzos del siglo XV por el Oidor de Juan II de Castilla, don Pedro Díaz de Toledo, que decidió construir un edificio donde deberían reposar sus restos mortales y los de su familia. Hay que señalar que el Oidor era el juez que oía a las partes litigantes en un pleito en nombre del rey, un cargo que con el tiempo adquiriría gran importancia.

  La iglesia de Santa María se edificó sobre la ermita de San Juan de Letrán o de los Caballeros del siglo XVIII, una de las más antiguas de Alcalá, en la que se solía enterrar a los nobles de la villa. En 1453, el arzobispo Carrillo hizo que se fundase el Convento de Santa María de Jesús, quedando englobados los dos edificios en uno solo, compuesto por tres naves con ábsides semicirculares y una torre. Un siglo mas tarde, Rodrigo Gil de Hontañón, el arquitecto de la fachada de la universidad recibió el encargo de ampliar la iglesia, aunque sólo llegaron a construirse dos tramos de la nave. Más tarde, ya en el siglo XVII se añadirían la capilla del Cristo de la Luz, la torre y la sacristía que cerraba el conjunto por su parte posterior.     

capilla-del-oidor-y-pila-bautismal-de-cervantes-la-ilustracic3b3n-de-madrid-ac3b1o-1872

    En la capilla del Oidor, tras cruzar bajo un arco de yesería mudéjar, podremos ver una pila bautismal, donde se encuentran insertados algunos fragmentos de la pila original en la que fue bautizado Miguel de Cervantes el 9 de octubre de 1547.

“En domingo, nueve días del mes de octubre de mil e quinientos e cuarenta e siete años, fue bautizado Miguel, hijo de rodrigo de Cervantes e su mujer doña Leonor; fueron sus compadres Juan Pardo; baptizole el Reverendo Señor Bachiller Serrano Cura de nuestra Señora, testigos Baltasar Vázquez, Sacristán e yo que lo bapticé y firmé de mi nombre”. (Bachiller Serrano)

Convento de los Trinitarios Descalzos

 El Convento de los Trinitarios Descalzos fue fundado en 1601 por San Juan Bautista de la Concepción, que había estudiado Teología en Alcalá, y quien también fundó la orden de los Trinitarios Descalzos, reformando la de los Trinitarios Calzados con normas más estrictas.

trinitarios-151

El edificio fue proyectado hacia 1625 y construido con aparejo de ladrillo con cajones de mampuesto entre 1626 y 1650. La planta de la iglesia es de cruz latina, con cúpula sobre el crucero, nártex, coro muy profundo, capilla mayor de testero plano y crucero con brazos de poca longitud que fusionan la capilla mayor con el cuerpo del templo. Sigue el estilo habitual en las obras de Juan de Herrera y su discípulo Francisco de Mora. La Iglesia se encuentra elevada sobre el nivel de la calle mediante una escalinata de once peldaños que permite la existencia de una cripta bajo el atrio. Es casí seguro, que sin la intervención de la Orden Trinitaria, el Quijote jamás habría llegado a ver la luz, ya que fue miembro de la orden, Fray Juan Gil, el que rescató a Cervantes de su cautiverio en Argel en 1580, justo cuando iba a ser trasladado a Constantinopla. 

trinitarios-biblioteca

Tras la restauración integral realizada en 1996, es la sede del Centro de Estudios Norteamericanos, que incluye fondos del Instituto “Benjamin Franklin” y de la Biblioteca Cervantina, que cuenta con cerca de treinta mil volúmenes.

Colegio menor de teólogos de la Madre de Dios.

colegio-de-tec3b3logos-de-la-madre-de-dios

El Colegio de Teólogos fue fundado en el año 1513 por el Cardenal Cisneros, siendo uno de los primeros colegios menores fundados por este Cardenal. El edificio, realizado en ladrillo y piedra, posee una sencilla portada custodiada por dos torres. Atravesando el zaguán nos encontramos con la escalera principal, que separa sus dos patios de diferente tamaño. El menor cuenta con una galería en voladizo realizada en madera que lo rodea, mientras que el mayor tiene únicamente dos de sus lados con galería de columnas.

En un principio acogía a 6 estudiantes de Medicina y 18 de Teología, sin pensar que con los años se convertiría en uno de los mejores y más ilustres colegios de Alcalá. De sus aulas salieron más de cuarenta obispos y una veintena de médicos reales, destacando entre todos ellos de manera especial, García de Loaysa, que llegaría a ser arzobispo de Toledo, Francisco Vallés de Covarrubias, el Divino Vallés y Andrés Laguna, autor de más de treinta obras médicas, entre las que destacan “Anatomica methodus” o “Epitome omnium Galeni Pergameni operum” y médico personal del emperador Carlos V y de Felipe II.

colegio-menor-de-tec3b3logos-de-la-madre-de-dios

Fue en este colegio donde se aprobó la fe de erratas de la primera parte del Quijote, para certificar la correspondencia entre el manuscrito y el impreso, además de para señalar los posibles errores tipográficos.

“Este libro no tiene cosa digna que no se corresponda a su original; en testimonio de lo haber correcto, di esta fe. En el Colegio de la Madre de Dios de los Teólogos, de la Universidad de Alcalá, en primero de diciembre de 1604 años”. El licenciado, Francisco Murcia de la Llana.

Calle de Libreros.

   la-galatea-primere-edicic3b3n-de-la-imprenta-de-juan-gracic3a1n

En esta calle gremial vio la luz la primera novela de Cervantes: La Galatea. El texto se editó en 1585 en la imprenta de Juan Gracián por expreso deseo del autor. Hasta nuestros días tan solo ha llegado el recuerdo del lugar de la impresión.

dscn7422

Tras el traslado de la Universidad Complutense a Madrid en 1836, durante la Regencia de Dª Maria Cristina de Borbón, viuda de Fernando VII y madre de Isabel II, tipógrafos, cajistas y libreros dejaron la ciudad y la calle de Libreros perdió su importancia. En la actualidad, en el lugar donde se encontraba la imprenta de Gracián se encuentra una sucursal bancaria. Cosas del progreso.

Plaza de Cervantes

dscn74261

Sin duda es el corazón de la ciudad. La antigua plaza del mercado, el lugar que a lo largo de los siglos fue el centro económico de la sociedad complutense, dejo de llamarse así en el siglo XIX, para pasar a ser la plaza de Cervantes.

 En el centro de la plaza se encuentra la estatua en bronce de Miguel de Cervantes, realizada en 1879, por Carlo Nicoli , con su pedestal ilustrado con bajorrelieves modernos, de José Noja, que representan escenas de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

 En la plaza de Cervantes se encuentra también el Corral de Comedias, donde podremos conocer los artilugios que se usaban siglos atrás para conseguir los efectos sonoros necesarios en las representaciones y el quiosco de música cubierto, diseñado por el arquitecto Martín Pastells y fabricado en la fundición Lebrero de Madrid, en 1898. Durante el Siglo de Oro, en la plaza se situaban las Casas del Concejo, y en una de las columnas de estas casas se halla el escudo de Alcalá más antiguo que se conserva.

dscn7437

El antiguo Convento de Agonizantes, se convirtió en Ayuntamiento en el siglo XIX, y en su interior destacan el Salón de Plenos y la sala de la Junta de Gobierno, donde se pueden contemplar la partida de bautismo de Cervantes y la Biblia Políglota Complutense, impulsada por el cardenal Cisneros en el siglo XV.

Convento de las Bernardas

 Fue mandado construir en 1617 por el cardenal Bernardo de Sandoval y Rojas, tío del todopoderoso duque de Lerma. El edificio de Juan Gómez de Mora, es el más hermoso edifico barroco de la ciudad, con su cúpula ovalada, y su magnífico Museo de Arte Religioso. 

convento-de-las-bernardas

 Fundado en 1617 por el cardenal Bernardo Sandoval y Rojas, arzobispo de Toledo e Inquisidor General, su construcción finalizó en 1636. Las obras fueron dirigidas por el alcalaíno Sebastián de la Plaza según un proyecto realizado por el arquitecto madrileño Juan Gómez de Mora, que se inspiró en los cánones de los arquitectos italianos de la época.  

El conjunto de monasterio e iglesia se levantó en el antiguo barrio morisco de la Almanjara, ocultando una de las puertas de la ciudad, la puerta de Burgos, que quedó dentro del huerto conventual, siendo sustituida por el arco de San Bernardo, aun sigue en pie.

retrato-del-cardenal-bernardo-de-sandoval-y-rojas-luis-tristan

En lo que respecta a Bernardo de Sandoval y Rojas, no hay que olvidar, que fue el más importante protector de Miguel de Cervantes, hasta el punto que, en el prólogo de la segunda parte del Quijote le dedicó las siguientes palabras de agradecimiento:

“Vívame la suma caridad del ilustrísimo de Toledo, don Bernardo de Sandoval y Rojas, aunque no haya imprentas en el mundo y aunque se impriman contra mi mas libros que letras tienen las coplas de Mingo Revulgo”

alcalc3a1-de-henares-en-1565-anton-van-der-wyngaerde

Aquí ponemos punto y seguido a nuestra ruta cervantina por tierras de la provincia de Madrid. Pero no penséis que hemos terminado. En unos días nos trasladaremos desde Alcalá de Henares hasta la Villa y Corte de Madrid, donde Miguel de Cervantes vivió desde 1566 hasta el 22 de abril de 1616, fecha de su fallecimiento. Pero eso será en la próxima entrada.

Anuncios

Acerca de Titinet

No voy a cansaros nada mas empezar. Doy por hecho que vuestro interés no radica en mi persona, sino en lo que a partir de ahora podáis leer en este blog que nace hoy. Así que de mis 55 años de vida, os diré simplemente que soy madrileño de nacimiento y de corazón, que estudie Geografía e Historia y que aparte de la debilidad que siento por la ciudad donde nací, mi gran pasión ha sido siempre y lo seguirá siendo, viajar. Mi padre solía decir que "viajar debería de ser una asignatura obligatoria en todos los planes de estudios" y yo, desde muy pequeño comprendí cuanta razón tenia. Viajar te enriquece, te ayuda a ser mas tolerante con otras culturas, con otras religiones y te ayuda a tener una mente mas abierta y receptiva. Viajar te aporta algo que los libros y las horas de estudio, por mucho que te den, jamas podrá ser igual de enriquecedor. A lo largo de mis muy vividos 55 años, he viajado siempre que he podido, y no ha sido poco. He recorrido prácticamente toda Europa y también he tenido ocasión de viajar a Asia, África y América. Pero por mucho que haya viajado, y tengo intención de seguir haciéndolo, mi ciudad siempre sera Madrid y mi sitio siempre estará aquí. En esta ciudad que me vio nacer y que día tras día me ha ido desvelando sus secretos, contándome sus historias, sus momentos de gloria, sus éxitos, pero también sus miserias, sus dramas y sus fracasos. Una ciudad con un pasado y una historia mucho mas extensa e interesante de lo que muchos conocen. Una ciudad abierta a todos, acogedora y cosmopolita. Una ciudad con una riqueza cultural y humana capaces de sorprendernos en muchas ocasiones. Todo esto es para mi Madrid, y este blog pretende contároslo y haceros participes de la historia y las posibilidades que ofrece esta maravillosa ciudad. Espero que lo disfrutéis. Adelante. Poneos cómodos y sed bienvenidos.
Esta entrada fue publicada en Arquitectura, Conservación del patrimonio, Curiosidades y anécdotas, Escultura, Guerra Civil, Historia, Siglo de Oro, Teatro y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s