El Teatro de la Comedia, 13 años de larga espera.

Tras 13 años de espera, y una rehabilitación integral, el Teatro de la Comedia, uno de los teatros mas emblemáticos y representativos de la capital de España ha reabierto por fin sus puertas, para continuar siendo la sede de la Compañía Nacional de Teatro Clásico. Con 140 años de historia, “La Comedia” esta lista para continuar ofreciendo a la ciudad de Madrid el mejor teatro clásico.

REHABILITACIÓN TEATRO DE LA COMEDIA

Un poco de historia

El Teatro de la Comedia, situado en el número 14 de la calle del Principe, en pleno barrio de las letras, es obra del arquitecto Agustín Ortiz de Villajos, es un claro ejemplo de la llamada “arquitectura del hierro madrileña”. Fue inaugurado por D. Alfonso XII y su hermana, la popular “Chata”, el 18 de septiembre de 1875, con la representación de la comedia “El espejo de cuerpo entero” por la compañía del actor Emilio Mario. El teatro contaba con tres pisos e incorporaba un telón metálico cortafuegos e iluminación de gas que en 1887 sería sustituida por la electricidad.

Palcos del Teatro de la Comedia

La decoración del interior era de estilo neoarabe con los antepechos de los palcos, separados por columnas de estilo nazarí, realizados en hierro colado. La balaustrada estaba decorada con motivos de la baraja española e instrumentos musicales y la entrada se encontraba flanqueada por dos esculturas realizadas en bronce, representando a un malabarista y a un encantador de serpientes. La fachada fue reformada por  el arquitecto Francisco Andrés Octavio en 1897.

Sala principal del Teatro de la Comedia (2)

En la madrugada de del 7 de abril de 1915, el teatro se declaró un incendio que destruiría gran parte de las instalaciones que serían reconstruidas por los arquitectos Luis Bellido y José López Sallaberry, que utilizaron el hormigón como parte de la estructura. El teatro de la Comedia abrió sus puertas ese mismo año manteniendo se aspecto original sin apenas cambios.

Pero el Teatro de la Comedia no ha sido solo escenario de los estrenos de obras de Echegaray, Benavente, Perez Galdós, Moratín, Arniches, Muñoz Seca, Valle-inclán, Jardiel Poncela, Mihura, Gala o Marsillach entre otros, siendo en su momento testigo mudo en 1919 del segundo congreso de la CNT, así como de la fundación el 28 de octubre 1933 de la Falange Española por José Antonio Primo de Rivera. Sobre su escenario han actuado entre otros, Maria Guerrero, Rafael Rivelles, Alberto Closas, Adolfo Marsillach, Conchita Montes, Maria Asquerino, Concha Velasco, Manuel Dicenta, Jose Mª Rodero o José Sacristán por citar solo algunas de las grandes figuras de nuestro teatro.

Logo de la CNTC

La Compañía Nacional de Teatro Clásico

Desde 1899, año en el que Tirso Garcia-Escudero se convirtió en empresario del teatro, este perteneció a la familia hasta que, en 1988 el Estado lo adquirió para convertirlo en la sede permanente de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, siendo uno de los cuatro teatros nacionales pertenecientes al instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

La dama boba - Lope de Vega

El 30 de Marzo de 2002, tras un montaje de “La dama boba” de Lope de Vega el Teatro de la Comedia cerró sus puertas para someterse a una profunda rehabilitación llevada a cabo por los arquitectos Araujo y Nadal, en la que se ha consolidado la estructura, se han restaurado los elementos decorativos y se ha dotado al teatro de nuevo equipamiento que incluye, la elevación del escenario que permite la ampliación del peine (la parte más alta del teatro donde se cuelgan escenografías o luces) y el contrapeine, la ampliación del proscenio y un aljibe para el sistema de extinción de posibles incendios. En total, la reforma del Teatro de la Comedia ha conseguido una altura del contrafoso (que aun albergaba los restos del incendio de 1915) al peine de 30 metros y ganar 750 metros cuadrados de superficie. La nueva sala polivalente Tirso de Molina, ubicada en la 5ª planta, cuenta con 300 metros cuadrados y  100 localidades, que se suman a las 670 butacas de la platea de la sala principal. Una sala que será utilizada para la representación de montajes de pequeño formato, ensayos, encuentros con las compañías y diversas actividades pedagógicas.

pedagogico_EADZ:pedagogicoelpintorimp.qxd.qxd

Y ahora, en 2015, el Teatro de la Comedia, con su fachada pintada de un blanco excesivo y deslumbrante, reabre por fin sus puertas tras una larga espera y una inversión de 20,3 millones de euros (6 millones menos de lo inicialmente presupuestado) con la Compañía Nacional de Teatro Clásico, que bajo la dirección de Helena Pimenta, subirá a este histórico escenario madrileño, obras como El Alcalde de Zalamea, Hamlet, Celestina, La Villana de Getafe, Lorenzaccio o Cervantina.

¡¡¡Larga vida al Teatro de la Comedia!!!

Anuncios